Chatea

con nosotros

Logo WhatsApp

No hay excusas

No hay excusas

Al sudeste de Montevideo, capital de Uruguay, se ubica el barrio Buceo donde se encuentran un par de mujeres llamadas Dorita y Teresa, de 78 y 84 años de edad respectivamente. Las dos son viudas, y por su avanzada edad sufren problemas de salud.

En Mateo 28:19 Jesús nos dice “Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, ¿existe acaso una excusa válida para no cumplir con este mandato?

Dorita y Teresa tenían muchas excusas para no cumplir la gran comisión, sin embargo después de recibir en febrero del 2022 el entrenamiento de Discípulos que Multiplican Discípulos (DMD), han declarado: “Este año no vamos a poner ninguna excusa para obedecer al Señor”.

Mientras estas mujeres construían el mapa Oikos y pensaban en las personas en su círculo de relaciones, Dios trajo a la memoria de Dorita a Nestor o “Tocoto”, como todos lo conocen en el barrio. Este hombre había asistido a la iglesia hace algunos años, pero a causa de su consumo de alcohol ahora era un habitante de calle.

Dorita manifestó su deseo de comenzar a visitar a “Tocoto” y Teresa decidió acompañarla desde el primer momento. Ellas han estado durante los dos últimos meses, semana tras semana, todos los lunes, a las 5:00 de la tarde, en el parque del barrio. La paz de Dios está siendo plantada en esta comunidad.

Ahora no solo “Tocoto”, sino también un buen grupo de habitantes de calle han dispuesto sus corazones para escuchar la palabra, orar, adorar y ser escuchados. Ya se comienzan a ver vidas transformadas; incluso algunos vecinos del barrio también se han acercado a escuchar la palabra que estas mujeres comparten.

Dorita y Teresa son un ejemplo vivo de pasión y amor por la obra de Dios. ¿Cómo no sentirse retados y desafiados por su testimonio? Y tú, ¿qué excusas tienes para no obedecer este mandato?

Conoce más vidas transformadas

icon